LAREDNOTICIAS.INFO
04.12.2017
Mar del Plata

El militar que atropelló, mató y arrastró por diez cuadras a un joven había embestido antes a otra persona

El militar que atropelló, mató y arrastró por diez cuadras a un joven de 25 años atropelló antes a otro muchacho, que sufrió lesiones menores, y la moto de la que se había caído la víctima fatal. "Siguió a la misma velocidad, frenó en la otra esquina y continuó como si nada", contó Diego Parisotti, el único protagonista de la historia que resultó ileso.

El cabo primero del Ejército, identificado como Yonatan Maurette, se encontraba desde temprano en los tribunales de Mar del Plata, donde se negó a declarar ante el fiscal Diego Cistoldi, titular de la unidad de Delitos Culposos N°11. El funcionario confirmó que los cargos que le imputa son homicidio simple en concurso ideal con abandono de persona seguida de muerte y lesiones.

Parisotti asegura que perdió de vista a Nahuel Barragán, su amigo desde la escuela primaria, apenas lo embistió el Peugeot 206 que marchaba por Avenida Colón hacia el Oeste, a la altura de la intersección con la calle 190.

Barragán iba al volante de la moto con Parisotti. Volvían luego de haber salido a divertirse y dejar a otra amiga en su casa. Eran las 4 cuando, por el asfalto mojado, cayeron al piso. El conductor quedó sobre le pavimento, al igual que la moto, en tanto Parisotti cayó sobre una suerte de cantero que divide ambas manos de circulación.

Un joven que circulaba en bicicleta se acercó a ayudarlos. En esa circunstancia fue que apareció en escena el vehículo que protagonizó la tragedia. "Se escuchó el ruido del motor del auto y enseguida se llevó puesto al otro chico primero, luego a la moto y por último a Nahuel", contó Parisotti, que ayer brindó minuciosos detalles en sede policial. Datos fundamentales para explicar la mecánica de este incidente.

El joven que había llegado para ayudar sufrió algunos golpes en el torso tras ser impactado por el auto. Con ese violento contacto provocó la rotura del parabrisas del Peugeot 206.

Parisotti, sorprendido, dijo que enseguida comenzó a llamar al teléfono celular de Barragán. Y luego a familiares y amigos para avisar de lo que había pasado y la ausencia de su compañero de salida durante esa madrugada. "No lo puedo creer, lo vi todo, me quedó todo registrado", insiste Parisotti.

Yonatan Maurette tiene 29 años y quedó detenido en la Unidad Penal 44 de Batán, a la que volverá una vez que complete su declaración ante el fiscal.

Fuente: La Nacion



Post img Post img Post img

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA