12.03.2018
En Los Polvorines

Desfiguran a una travesti en un brutal ataque a puñaladas

Sharon Mayol tiene 24 años y la noche del 27 de febrero sufrió un salvaje ataque que la dejó desfigurada. La organización Otrans Argentina denunció el hecho.


Una joven travesti fue desfigurada, al ser atacada a puñaladas, por un grupo de hombres y mujeres, quienes luego de provocarle cortes en el rostro, la espalda y los brazos, la amenazaron con repetir la agresión hacia sus compañeras, en un hecho no esclarecido sucedido en la localidad de Los Polvorines, que se atribuye a una banda vinculada a una red de trata y venta de drogas. El violento episodio fue denunciado, pero la investigación no ha avanzado y en tal sentido, se apunta a cierta complicidad policial y judicial “para que sucedan estas cosas, que vienen pasando desde hace un tiempo, pero que ahora se han visto agravados”.


Desde la organización Otrans Argentina se repudió este intento de asesinato que padeció Sharon Mayol (de 24 años), en la noche del pasado 27 de febrero en ruta 8, entre Güemes y Coronel Argüero, de Los Polvorines, reclamando mayor celeridad por parte de la fiscal Mariana Andrea Piwarczuk de la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 1 Descentralizada de Malvinas Argentinas, debido a las constantes “respuestas evasivas” a la necesidad de profundizar sobre lo sucedido, las irregularidades y demoras en la confección del sumario instruido en la comisaría, además de no haber detenido o al menos citado a declarar a los atacantes quienes fueron identificados por varios testigos.

Sharon Mayol recibió treinta puntos de sutura, ya que la desfiguraron, con una herida en pómulo desde el labio hasta la oreja, además de sufrir varios cortes en toda la espalda. “Vinieron a matarla, no a amenazarla”, se indicó, detallando que “se bajaron de un coche, la interceptaron, eran tres mujeres y un hombre. Ella quiso escapar, empezaron a correrla hasta tirarla al suelo y la lastimaron con una botella de vidrio”.
 
“Te vamos a matar, lo mismo que te hacemos a vos, se lo vamos hacer a todas tus compañeras. Así ven lo que somos capaces de hacer”, le gritaron, “mientras a los pocos metros, un grupo de efectivos policiales miraba, sin intervenir para nada”. Solo asistida por sus compañeros que trabajan en esa zona de Los Polvorines, ejerciendo la prostitución en la vía pública, fue trasladada al hospital de Pablo Nogués por sus propios medios, debido a que no se convocó a una ambulancia y en dicho centro asistencial no habría recibido la mejor atención.


No obstante, la travesti radicó la denuncia en la comisaría 2da. de Malvinas Argentinas, donde una oficial cometió “errores” en la redacción del sumario, al margen de no solicitar que sea revisada por un médico forense y esa presunta situación fue utilizada como “excusa” para no remitirlo a la fiscal Piwarczuk. En este caso, el ataque no parece estar relacionado con la violencia de género por odio a la orientación sexual, sino con una trama mucho más compleja y que contaría con cierto encubrimiento.

Al respecto, en un comunicado de prensa, emitido recién el 9 de marzo luego de varios días de paciente espera de una respuesta institucional ante el hecho consumado de la agresión, Otrans Argentina apuntó a que “se trataría de una red de trata que tiene cooptadas a mujeres trans y travestis jóvenes, a quienes se les cobran coimas y se las obligaría a vender droga. Y lo más preocupante es que estaría involucrado el poder policial y judicial”.
 
En tal sentido, adelantaron que se presentará un habeas corpus colectivo “en resguardo de la integridad física de las compañeras” y se reiterará el pedido de investigación en la Fiscalía, pese a que manifestaron que Sharon Mayol al ser citada para que ratificara la denuncia “a pesar de no estar recuperada de las lesiones, ni siquiera la atendieron, argumentando que tenían cosas más urgentes que hacer y tuvo que volver al día siguiente”.


La presentación de Otrans Argentina fue respaldada por las firmas de representantes de otras organizaciones de travestis de Alemania y Francia, como así también de otras entidades del país. Si bien hay mucho temor en la zona, que se expresa en “el lógico miedo a hablar y denunciar”, lo ocurrido generó un enorme repudio y la decisión de respaldar “esta denuncia, como la única manera de terminar con estas mafias, es desarticular a las células de narcos y proxenetas”, como así también “no permitir que se extienda este mecanismo que se utiliza para dilatar las causas y terminar cajoneándolas”.

 

 

Fuente: Diario Popular



Post img Post img Post img

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA