20.11.2019
Sociedad

María Cash: por qué se retoma ahora la búsqueda y cómo es el operativo previsto

Una nueva pista reabre la búsqueda de la joven de 29 años desapareció en junio de 2011.


Un nuevo dato moviliza a más de 60 personas de Gendarmería, Policía Aeroportuaria, equipos de inteligencia, entre otros, por la búsqueda de María Cash, la diseñadora porteña desparecida en julio de 2011, cuando tomó un colectivo desde Retiro hacia el norte argentino.

El rastrillaje está enfocado en un área "puntual" del monte salteño Palomitas, a 66 kilómetros de la capital.

"La ubicación surge de otro dato que hay en la causa -del cual quiero tomar reservas- para la localización del rastrillaje en un punto muy preciso del cerro, en el monte", indicó Pedro García Castiella, abogado de la familia Cash, en el programa El Exprimidor en Radio Latina.

Según precisó el letrado, desde julio de 2011, tanto la familia como la fiscalía recibió mucha información pero ningún dato concreto para validar. Esta vez la esperanza está puesta en dos datos específicos que se entrecruzan y que señalan este paraje en el monte salteño.

"Desde el 8 de julio del 2011 no hubo ni un dato concreto que pueda ser validado. Acá hay dos datos concretos que estamos siguiendo", agregó.

Su familia nunca bajó los brazos y su padre murió en 2014, buscándola Fuente: Archivo

Operativo

El equipo cuenta con más de 60 personas: interviene el Programa Nacional de Búsqueda de Personas, la Gendarmería Nacional, la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y Bomberos, además de perros rastreadores.

Dentro del plan de búsqueda, el equipo acampará por tres o cuatro días en un operativo de búsqueda intensa de lo que podrían ser "restos humanos" de la joven desaparecida.

"Esto prosigue gracias a que la familia no bajó los brazos", finalizó el letrado.

Ocho años de busqueda

En 2018, Julieta Leal, una testigo crucial para la causa fue torturada, quien denunció la existencia de una red de trata de mujeres en la que estaban involucrados policías y penitenciarios -entre ellos, su marido- aseguró haber visto a la joven porteña en una casa de la localidad salteña de Campo Quijano.

A partir de su denuncia, Leal comenzó a sufrir persecuciones y ataques, y perdió la tenencia de sus tres hijos, que quedaron a cargo de Altieri.

Ese mismo año, antropólogos argentinos, del Equipo Argentino de Antropología Forense -el mismo que identificó los restos de Ernesto "Che" Guevara- fue autorizado por el gobierno de Bolivia a ingresar a ese país para analizar el ADN del cráneo de una mujer, que se creía podía ser de la joven.

Fuente: La Nacion



Post img Post img Post img

OPINÁ SOBRE ESTA NOTICIA